“Mi hija de 13 años sale con una chica y quiere que ella nos acompañe a nuestro viaje a la playa. ¿Cómo les debería hablar de que necesitan ser apropiadas en el público y también que no pueden dormir en el mismo cuarto?”

Pregunta presentada anónimamente
y contestada por Kirsten y Lucy

*****

Kirsten dice:
Dios mío, entiendo su problema completamente, y quiero felicitarle sobre pensar en este problema antes del viaje. Nosotros ni pensamos en eso. Recuerdo una noche en que la novia de Lucy, a causa de una tormenta de nieve, tuvo que pasar la noche en nuestra casa (no habíamos planeado muy bien… pero no quiero hablar de eso). Le dijimos a la novia que ella durmiera en el cuarto vacío, y inmediatamente empezó a llorar con sus ojos grandes y redondos. Se veía como si hubiéramos matado a su perrito. Lucy se puso frustrada y nos dijo, “¡Arréglalo!” Tragamos al final. El otro cuarto se quedó vacío, y la novia durmió en la cama extra en el cuarto de Lucy (con la puerta abierta). Yo di vueltas en la cama toda la noche.
Buscaba el mismo consejo que usted, y cuando hablé con mis amigos sobre esta situación, la primera cosa que todos dijeron fue, “Bueno, no se puede embarazar.” Bueno, sí. Es correcto. Pero ¿el embarazo es la única cosa de que nos preocupamos como padres cuando nuestra hija tiene una relación? Siempre y cuando nadie se embarace o contraiga una enfermedad de transmisión sexual (un riesgo en cualquiera relación sexual, homosexual o heterosexual), ¿todo esta bién? Yo creo que no. Queremos que nuestros hijos sean seguros físicamente (con respecto al embarazo, las ETS, la violencia, y más), pero también que sean preparados psicológicamente para las emociones complejas que acompañan a una relación más íntima.
Sin embargo, a mis amigos y yo nos fue difícil establecer estas fronteras. Así al principio no las hice muy firmes (resultando en una novia llorando). Probablemente es una inclinación heteronormativa, pero algo que me ha ayudado en pensar claramente en este tema es imaginar que la novia de Lucy es un chico adolescente. Pensaría en situaciones hipotéticas diferentes, por ejemplo:
¿Permitiría que Lucy y un chico miraran una película en un cuarto con la puerta cerrada? No.
¿Permitiría que Lucy y un chico pasaran tiempo en su cuarto en el segundo piso (con la puerta abierta) sin revisiones frecuentes? No.
Confíe en mí, es difícil hacer límites firmes después de lo sucedido, entonces definitivamente hay que establecer sus propias expectativas primero y luego conversar con su hija sobre su opinión de las reglas y los límites. Hay que recordar que usted es el adulto en esta situación y al final necesita decidir lo que es aceptable para su familia. Aunque ella nunca lo admitiría, está dependente en usted para establecer los límites. Al principio de su viaje, a pesar de ser incómodo para todos, probablemente sería productivo tener una conversación con su hija y su novia juntas para asegurar que todos entienden las mismas expectativas.
Finalmente, hemos intentado a determinar el nivel de tolerancia para los homosexuales en las casas de las personas LGBTQ (las novias y los amigos de Lucy) que pasan tiempo en nuestra casa. Hemos querido estar bien preparados para cualquiera situación incómoda con los adultos que no son tan abiertos como nosotros. Por ahora todo bien.
Lucy dice:
esta pregunta es díficil para contestar. me encontré en esta situación una vez y fue incómoda y complicada. en vez de contarles la pesadilla de la novia llorando y los padres compasivos, les voy a contar lo que aprendí después de la pijamada durante esa tormenta de nieve.
lo más importante es que los padres tengan una relación confiada con su hijo y con su novio o novia.
dependiendo de la cantidad de confianza que los padres tienen para su hijo y el juicio de su hijo, pueden establecer sus propias reglas de juego personal. algunos permitirán que los chicos duermen en cuartos diferentes, otros permitirán que duermen en camas diferentes, y otros permitirán que duermen en la misma cama.
el hijo en esta situación también necesita confiar en sus padres y obedecer los límites establecidos. normalmente me encanta hacer de abogado del diablo y animar a la rebelión y la anarquía mínima, pero este es un caso especial que necesita ser tratado con sensibilidad. si los padres deciden que se sentirían más cómodos con cuartos diferentes, el hijo, a pesar de enojarse, tiene que estar contento de mandar mensajes de texto desde sus propios cuartos. hay que establecer límites con los que todos están cómodos y además hay que establecer un nivel de confianza.

***

Soy Kirsten. Me he estado casada con Richard por 20 años y además que Lucy tenemos 2 perros y 4 ¾ gatos (¡uno sólo tiene 3 patas!). Trabajo para una organización sin ánimo de lucro de servicios sociales. Soy fanática de Instagram y me encanta leer, cocinar, y hacer arte. Quiero tatuarme otra vez. ¿Tiene sugerencias? Buscáme en Instagram y Twitter @kjerstieb.

soy lucy. tengo 14 años y me interesan las chicas generalmente pero a veces me intersan los chicos también. ¡hable conmigo! Instagram: @bandsbandsbooks | Tumblr: typical-suburbian-queer

***

¡Haga click para leer sobre nuestros colaboradores!  

¿Tiene una pregunta? ¡Haga click para hacerla!

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *