“Entiendo lo que significa la homosexualidad, pero de veras no entiendo la identidad transgénero de mi hijo. No entiendo lo que nos requiere, y no sé hablar de algo que no entiendo.”

Pregunta presentada anónimamente
Contestada por
Karen Thompson

*****

Karen dice:
Primero, felicidades en querer aprender más información en vez de ignorar lo que dice su hijo. Es difícil entender las identidades transgénero. Cuando mi hija (en ese momento, biológicamente mi hijo) me declaró su identidad transgénero, inmediatamente creí que ser transgénero fue una extensión de ser un hombre homosexual, como ser una drag queen. Pensé que fue parte de ser homosexual, como ser “súper homosexual.” Cuando Lucie me la declaró, escogí ignorarlo. Me fue muy difícil aceptar que ella quería cambiar toda su misma. Lloré mucho. Peleamos mucho. Seguía imaginando una vida larga y difícil para ella, llena de mucho dolor. Gracias a Dios que ella no aceptó esa proclamación sobre su vida.
Supongo que también creí que fue una fase que se quitaría si yo no la apoyara. Pero es un mito. No se quita. Por lo general es algo que la persona transgénero se ha enfrentado por toda su vida. Se ha atormentado, lo ha revuelto muchas veces, y ha intentado a convencerse de que no. Cuando mi hija y yo empezamos a tener esta conversación, no existía mucha información. La mayoría de lo que encontraba consistía en cuentos tristes de dolor y lucha. Le hacía preguntas ridículas como, “¿Por qué no puede ser homosexual y llevar ropa femenina?” No tuve ni idea. Como leí más y más, encontré más narrativas sobre la gente transgénero feliz a pesar de la lucha. Encontré estudios biológicos sobre las diferencias en los cerebros de las personas transgénero. Encontré las teorías sobre las hormonas que los chicos transgénero reciben en útero. Ser transgénero no fue una elección, como ser rubia no fue elección tampoco.
Hay una cantidad infinita de puntos en el espectro del género. Algunos se sienten que necesitan ir desde un punto (hombre/mujer) hasta el otro. Algunos quieren estar en otro punto dentro del espectro. Algunos quieren expresarse en maneras que no están consideradas “normales” en nuestra sociedad. Algunos nacen con los genitales ambiguos y un médico con intenciones buenas escoge su género para ellos. Todas estas identidades existen dentro de la identidad “transgénero”. Creo que siempre han existido más que dos géneros, pero nunca los hemos reconocido. Es más difícil separar a la gente entre categorías fijas. En la realidad, ¿por qué nos importa la manera en que otra persona se expresa? ¿Por qué nos sentimos amenazados? Si somos un país de individuos, ¿por qué se puede ser individuo solamente en ciertas maneras? Las expresiones de género que no son “normales” nos retan a todo lo que hemos aprendido sobre la forma de ser en nuestro mundo. Estas personas no son malas ni incorrectas. De hecho, son valientes, como la primera mujer que decidió en votar o la primera persona afroamericana que decidió en que todas las personas deberían ser iguales. Ellos son unos de los mejores ejemplos de cambio en el mundo. No lo habría dicho cuando mi hija me declaró su identidad transgénero al principio, pero estoy muy agradecida que mi hijo cambió todas las normalidades de nuestra familia, iglesia, y comunidad por ser mi hija.
Aquí nos enfrentamos las preguntas básicas: ¿cómo les ayudamos a nuestros hijos, a nuestra familia, y a nosotros mismos? Creo que, como padres, nosotros tenemos la responsabilidad de aprender todo lo que podemos. Hay bastantes recursos en el internet como El Centro Nacional para la Igualdad Transgénero, PFLAG, La Campaña de Derechos Humanos, y los Aliados de los Jóvenes Transgénero y las Familias. Haga una búsqueda en Google como “los recursos transgénero” y encontrará tantos sitios de web.
Si le gustaría un recurso local, sugiero que busque la división de PFLAG en su comunidad. Búsquela y vaya a una reunión, o llámela y pida hablar con alguien en una manera informal. Yo trabajo con la división en Little Rock. Siempre hay padres nuevos con hijos que apenas les declararon sus identidades. Durante la reunión, estos padres pueden buscar el apoyo de otros padres que han tenido la misma experiencia. A veces también se puede hablar con una persona transgénero para saber lo que debería esperar para su propio hijo.
Usted no me dijo si se pertenece a una religión específica, pero lea información de varias fuentes diferentes. La cantidad de religiones que aceptan a todos crece cada día, pero todavía hay unas que no los aceptan. Encontrará muchas ideas de lo que significa ser transgénero, pero enfóquese en las que alinean con su propia experiencia.
Además, pídale recursos de la misma persona que compartió su identidad con usted. Es probable que tengas sugerencias para libros que podría leer. Además que el internet, hay muchas documentales, películas, y programas de televisión sobre este tema que pueden enseñarle sobre las experiencias de otras personas transgénero. Algunos serán tristes, pero otros no son. Todos serán muy personales.
Lo más importante es que usted se da tiempo a su mismo. La escritora Ann Lamott dice que “solamente se puede ir tan rápido como la parte más lenta de usted mismo.” Tenga paciencia con su mismo, con su hijo, y con la parte de su hijo que quiere que tenga prisa. Será complicado, porque así es la vida. El proceso no será linear ni lógico—por lo menos no era así para nosotros. Lea algo, aprenda algo, hable con cualquiera persona, dé muchas vueltas, y escuche a su hijo. Si su hijo es como mi hija, será un guía magnífica mientras cada parte de su mismo se crece. Usted será su mejor aliado en poco tiempo.

***

Karen Thompson es miembro del comité de Lucie’s Place, una organización que trabaja con los jóvenes LGBTQ sin hogar en Arkansas, y también es vicepresidente de la división de PFLAG en Little Rock, AR (Los Padres y Amigos de Lesbianas y Homosexuales). Karen también es miembro del Centro para Revolución Artística, una organización LGBT en Arkansas. Karen trabaja en la memoria de su hija, una fuerza de la naturaleza, Lucille Marie Hamilton—la que le enseñó todo (1988-2009).

***

¡Haga click para leer sobre nuestros colaboradores!

¿Tiene una pregunta? ¡Hágala aquí!

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *