“Mi hijo de 8 años se identifica a si mismo como homosexual. Él ha crecido en un hogar donde la sexualidad se discute abiertamente y su tía es homosexual. ¿Es esto muy joven para entender? Le pregunté a él si entendía lo que significaba ser homosexual y él dijo, “Um, Mama, yo quiero casarme con un niño cuando crezca.” Mi esposo y yo tenemos diferencia de opiniones en cómo proceder. Favor de ayudarnos.”

Pregunta presentada anónimamente
Contestada por Julie Tarney

*****

Julie dice:
Antes que todo, quiero felicitarte a ti y a tu esposo por crear un ambiente positivo con la homosexualidad en su hogar. Cuando todo padre pueda decir que su hijo está creciendo en un hogar donde la sexualidad se discute abiertamente, nos habremos movido mucho más cerca a una sociedad que acepta completamente y respeta el espectro que existe en como amamos y a quien amamos. Yo espero que ustedes realicen cuan amado y seguro su hijo se debe sentir para poder compartir lo que él conoce de si mismo con ustedes.
Como sociedad tendemos a asumir que todos los niños son heterosexuales, pero eso no es cierto. En adición de enseñarle a tu hijo sobre la sexualidad y la variedad que existe en las atracciones románticas, yo los aplaudo por darle a él, el lenguaje para expresar su sensibilidad de amor y afecto. Su simple explicación de querer casarse con un niño cuando crezca refleja un entendimiento de cuáles son las posibilidades de amor, y cuan natural es ser homosexual.
La respuesta de tu hijo sobre que significa ser homosexual también me hace imaginar que tal vez le guste ya otro niño. ¡Y eso también seria perfectamente natural! Los expertos dicen que los niños usualmente desarrollan su primer enamoramiento de la niñez a la edad de 5 o 6. Maestras de preescolar te dirían que bodas en el área de juegos a la hora del receso no son poco comunes, y yo inclusive puedo recordar a mi hijo modelando un traje de novias hecho con papel de inodoro hasta antes de que tuviera 3 años. Si tu hijo está enamorado, obviamente no está sintiendo presión alguna de enamorarse de una niña o piense que hay algo mal con el querer casarse algún día con un niño.
Hasta los adultos que piensan que el primer enamoramiento es lindo e inocente, no un indicador de la sexualidad del niño, típicamente como quiera de manera automática llegan a la idea de que un niño va a enamorarse y casarse con alguien que no es de su mismo género. Eso tiende a ser cierto incluso cuando hay alguien homosexual en la familia, como su tía.
Me suena como que tu y/o tu esposo asumían que su niño de 8 años era heterosexual, y ahora que les ha dicho lo contrario, con un buen entendimiento de lo que significa ser homosexual, están sorprendidos y no entienden como él pudo saber eso a su edad. Pienso que no están solos en esa creencia, pero estoy aquí para decirles que él no es muy joven para conocer quién es.
La mayoría de las personas piensan que la gente homosexual se declara públicamente homosexual cuando son adolescentes (o más tarde), y de que no era posible que ellos conocieran sobre sexualidad antes de la pubertad. Pero con mayor visibilidad de las personas LGBTQ y un cambio progresivo en actitudes sociales—tu propia familia, por ejemplo—los niños se sienten más seguros de declararse públicamente a edades más jóvenes. Mi hijo tenía 8 años cuando le dijo a su papa y a mí en 1998 que él era “diferente a otros niños”. Él no tenía la educación o el lenguaje que tu hijo tiene para ser tan articulado, ni tampoco tenía libros de niños con temas LGBTQ o el vasto número de celebridades abiertamente LGBTQIA en la música, deportes o televisión que existen hoy día.
Solicitaste consejos de cómo proceder y, ¡eso es normal! Esto es presumiblemente territorio desconocido para ti y tu esposo. Algunos padres se preocupan de que su hijo sea feliz o que tenga una vida difícil por ser homosexual. Así que si estas entre ese grupo de padres, aquí te tengo una lista de que Hacer y que No Hacer en cuanto a cómo proceder como padres de un niño de 8 años felizmente homosexual.
HACER: Creer en él. Confía en tu hijo en que se conoce, independientemente de su edad. Como él piensa de su sexualidad hoy día podría cambiar, o tal vez no. Mi hijo primero se declaró a su papa y a mí como bisexual. Más tarde, nos dijo que era homosexual—y más tarde todavía como no-binario. Valídalo y acéptalo por donde está hoy día.
HACER: Amarlo incondicionalmente, independientemente si él es homosexual, bisexual o heterosexual. Dile que lo amas a él y que siempre lo amaras, solo por ser el niño extraordinario que es.
HACER: Sigue la dirección de tu hijo y se abierta a más discusiones. Déjale saber que él siempre puede hablar contigo sobre cualquier cosa y que tú estás ahí para contestarle cualquier pregunta que él pueda tener sobre amor o relaciones, de la mejor manera que puedas hacerlo.
NO HACER: Enfocarte en tus expectativas. Su proceso de declararse públicamente no tiene nada que ver contigo o lo que imaginabas que su vida podía ser.
HACER: Se paciente. El crecimiento personal es una jornada de toda la vida de descubrir quienes somos, y nuestra orientación es solo una pequeña parte de la misma.
HACER: Habla con su tía. Te podrías sorprender al conocer que hubo un espacio de tiempo entre el momento que ella realizó que era homosexual y cuando por primera vez se lo dijo a alguien. Hablar con otras personas homosexuales, también puede ayudar a ponerte en perspectiva la edad del proceso de declaración pública.
HACER: Mencionar su orientación sexual a sus maestras (con el permiso de tu hijo, por supuesto). Déjales saber que esperas que él sea apoyado completamente en la escuela.
HACER: Tómate un tiempo para tu estar cómoda con la idea de que tu hijo se identifica como homosexual. Si tienes más preguntas en el camino, te recomiendo fuertemente que obtengas una copia del libro This Is a Book for Parents of Gay Kids. El formato del libro de pregunta y respuesta hace fácil encontrar lo que estés buscando.
NO HACER: Preocuparte mucho. ¡Guarda eso para cuando él quiera obtener su licencia de manejar!
HACER: Encuentra un grupo de apoyo de padres. Si tú o tu esposo está teniendo dificultad ajustándose a la idea de que su niño de segundo grado es homosexual, busca un capítulo local de PFLAG. Conocerán muy pronto que no están solos.
HACER: Edúcate a ti misma. Entiende las situaciones que los niños LGBTQIA enfrentan en la escuela. Envuélvete en el movimiento de igualdad, aun cuando eso signifique simplemente convertirte en la voz de los derechos de tu hijo como individuo. Familiarízate con la historia LGBTQ: los niños al igual que los adultos deben saber que las personas homosexuales existen en toda generación de la existencia humana, y que no hay nada de malo ni anormal en ser homosexual. Finalmente, aprende el lenguaje de orientación sexual, identidad de género, y expresión de género. Es un glosario extenso, y hay una buena probabilidad que tu hijo ya conozca más términos que tu o tu esposo.
HACER: Abraza a tu hijo con frecuencia. Dile que lo amas. Repite.

***

Click here to read this article in English!

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *