“Mi hijo experimentó bastante acoso durante la secundaria a causa de ser homosexual. Hace unos años que sufre la ansiedad y la depresión. Va a empezar el colegio pronto y he notado que la depresión se ha empeorado. Estoy muy preocupado que va a lastimarse si el acoso no se deja. ¿Cuáles señales de advertencia debería buscar, y cómo le podría ayudar?”

Pregunta presentada anónimamente
Contestada por Allyee Whaley, Coordinador de los Servicios de Crisis para The Trevor Project

*****

Es tan importante reconocer las señales de advertencia para el suicidio, particularmente para los jóvenes LGBTQ, los que están en alto riesgo de suicidarse. Normalmente, muchas personas no saben reconocer la depresión ni lo que deben hacer para ayudar a la persona. Pedir consejo fue la mejor decisión en este caso porque ya notó una de las señales: su hijo está deprimido y tiene un cambio prolongado de humor. No significa necesariamente que va a suicidarse, pero como ya notó, él está luchando con la depresión y usted le quiere ayudar.
Todos los padres, amigos, y jóvenes deben tomar la responsabilidad de aprender más sobre las señales de advertencia para el suicidio, porque todos podemos intervenir para salvar una vida. En el sitio de web de The Trevor Project, tenemos una lista de unas señales más importantes: http://www.thetrevorproject.org/pages/warning-signs. Después de aprender las señales del sufrimiento, el próximo paso es establecer lo que se puede hacer para ayudarle.
En The Trevor Project, siempre recomendamos que tengan una conversación abierta, honesta, y directa con la persona que le preocupa. Se podría sentar con su hijo, expresar sus preocupaciones, y hacer una pregunta directa: “Sé que has experimentado mucho en la escuela. Entiendo que ha sido difícil y que has sentido ansioso y deprimido. He notado que recientemente la depresión se ha empeorado. Te quiero y me preocupas. Con todo que te ha pasado, ¿quieres suicidarte?
Quizás piensa que es muy difícil hacer esa pregunta. No estamos acostumbrados a hacer estas preguntas directamente, y normalmente tiene que ver con nuestro propio miedo de saber la respuesta verdadera. Sin embargo, hacer la pregunta “¿Quieres suicidarte?” puede salvar una vida. No da la idea a nadie, y no hay espacio para malinterpretación. Las respuestas posibles son “sí” o “no”. Si dice que no, puede explorar lo que sí está pensando y establecer un plan para tratar a la depresión. Si dice que sí, usted hizo la mejor decisión y ahora puede ayudarle en buscar el tratamiento profesional que necesita.
Le aseguro que cientos de jóvenes contestan esa pregunta cada día en la línea de ayuda 24/7 de The Trevor Project. Si la respuesta es que sí, pueden considerar llamar a la línea de ayuda juntos (1.866.488.7386) para buscar consejo inmediatamente. También pueden hablar con su doctor o especialista de la salud mental, porque ellos están preparados para ayudar a alguien que quiere suicidarse. Lo más importante es que su hijo busque ayuda inmediatamente.
Con cualquiera respuesta, es un apoyo inmenso avisar que él puede hablar con usted si quiere. Por hacer la pregunta directamente, quita el estigma y el silencio asociado con el suicidio. No se ponga desanimado si no quiere hablar con usted. Es importante animarlo para que hable con otro adulto en que se confía por decir algo como, “Si no quieres hablar conmigo, está bien, pero ¿hay alguien con quien le gustaría hablar?” Sería bueno pedir que él ponga el número de teléfono de la línea de ayuda de The Trevor Project en su móvil: 1.866.488.7386. Tenemos consejeros preparados que están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana. Él no tiene que seguir adelante solo.
Unos de los aspectos más impactantes de trabajar en la línea de ayuda es escuchar a lo que han experimentado los jóvenes durante sus vidas. Muchas veces los adultos minimizan y reducen los problemas en las vidas de los jóvenes. Pero para un joven, un día de experimentar el acoso le parece ser toda su vida, el primer encaprichado le parece ser el amor verdadero, y cuatro años le parecen ser una eternidad. Sugiero que todos intentemos a no minimizar los problemas y las preocupaciones de los jóvenes. Cuando escuchemos a y validemos sus experiencias, creamos una situación abierta para que puedan compartir sus emociones y problemas.
Ahora, hablemos de unas maneras que podrían ayudar a su hijo a largo plazo. Mencionó que su hijo está deprimido, y quiero que sepa que la depresión es una condición tratable. Si es posible, es mejor que se reúna con un consejero con quien se siente cómodo. Pueden buscar un consejero juntos. Intente a usar lenguaje inclusivo, como, “podemos hacerlo” o “podemos buscar alguien juntos.” Un recurso para buscar un consejero es https://therapists.psychologytoday.com/. The Trevor Project también tiene otros recursos (que puede imprimir y dar a su hijo, poner en su cuarto, o hacer como el inicio para su explorador de internet) aquí: http://www.thetrevorproject.org/pages/get-help-now.
También hay que pensar en el ambiente de su escuela. Él tiene que ir a la escuela, entonces usted podría ayudar en identificar unos adultos en su escuela con quien podría hablar. Unas preguntas para investigar son: ¿Hay un grupo de apoyo LGBTQ en su comunidad? ¿Hay una Alianza Gay-Heterosexual en su escuela? ¡Pueden trabajar juntos para identificar sistemas de apoyo en su comunidad!
También mencionó que su hijo ha experimentado el acoso. Usted lo quiere muchísimo, y una manera de demostrar su amor es convertirse en defensor para las escuelas seguras. Si alguien experimenta el acoso o tiene otra dificultad, proponer las escuelas seguras puede mejorar las vidas de todos. Una manera de empezar es investigar GLSEN, La Red Educativa Homosexual, Lesbiana, y Heterosexual (http://www.glsen.org/) o los recursos para los jóvenes y los adultos de The Trevor Project: http://www.thetrevorproject.org/section/resources.
También es importantísimo que se cuide a si mismo. Con todo lo que está pasando, es normal sentirse ansioso y agobiado. La mejor manera de aliarse con alguien es cuidarse primero. En adición que sus hábitos ya establecidos para cuidarse, hable con la sección local de PFLAG (Padres, Amigos, y Familia de Lesbianas y Homosexuales). PFLAG le ofrece grupos de apoyo que podrían ser beneficiosos para usted. ¡Tampoco tiene que seguir adelante solo!
La verdad es que la adolescencia puede ser una época aislada y difícil, particularmente para los jóvenes LGBTQ y los que existen afuera de las normalidades sociales del género. La presencia de los adultos atentivos y compasivos reduce el riesgo de suicidio y de problemas con la salud mental. Cuando expresamos nuestras preocupaciones y hacemos preguntas directas, somos capaces de salvar y cambiar una vida. Si no sabe hacerlo, llámenos en la línea de ayuda de The Trevor Project (1.866.788.4386) o en la línea de ayuda de la Prevención Nacional de Suicidio (1.800.273.8255).

***

Allyee Whaley es Coordinador de los Servicios de Crisis para The Trevor Project, la organización más destacada en los Estados Unidos para la prevención de suicidio y para la intervención de crisis para los jóvenes LGBTQ. Allyee maneja “Pregunta a Trevor”, un recurso internacional en el internet con preguntas y respuestas para los jóvenes sobre temas como la sexualidad y la identidad de género. Además maneja la línea de ayuda que está disponible 24/7 para la prevención de suicidio. Allyee siempre se ha esforzado por crear un equilibrio en el universo por escuchar atentamente, proponer despiadadamente, y amar con compasión. Ella es poliamor y queer, vive en la Ciudad de Nueva York, y podría hablar para siempre sobre la antropología, la sexualidad humana, la justicia social, y las criaturas míticas. 

¡Haga click para leer sobre nuestros colaboradores!

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *